Maternity

RECUPERACIÓN SUELO PÉLVICO (II PARTE)

Hola!!!

Pues como ya os adelanté en mi anterior post (aquí) sobre recuperación de suelo pélvico, el viernes pasado tuve mi segunda sesión de recuperación posparto en Physicalmed. Esta vez, como ya teníamos aprendido las cosas más básicas (y yo había practicado en casa los ejercicios, respiraciones y posturas que Pilar y Lourdes me habían enseñado en la primera sesión, puedes ver el post anterior), nos pusimos directamente a trabajar.

PRIMERA PARTE

Comencé mi sesión de fisioterapia tumbada para repasar lo que habíamos aprendido,  como tenía que hacer la contracción de forma correcta, la respiración y como hacer esfuerzos (sobre todo la tos porque es muy importante proteger el suelo pélvico ante estos gestos cotidianos. ¡¡Atención alérgicas!!)

Justo después empezamos a trabajar con el biofeedback (ya sabéis, el electrodo que registra la actividad de nuestro suelo pélvico). En este caso, como uno de mis objetivos es trabajar la resistencia comenzamos con contracciones suaves que tenía que mantener unos segundos (combinando con la respiración y el abdomen que es lo más difícil) y después descansar. La forma de trabajar me resultó divertida, ya que la fuerza de mi contracción se reflejaba en una pantalla con un avioncito que yo debía llevar por unas nubes. Así es mucho más fácil reconocer lo que estás haciendo.

SEGUNDA PARTE

Empezamos a trabajar sentadas, ya que como me explicaron, en el tratamiento siempre debemos evolucionar a posiciones más difíciles que nos ayuden a controlar mejor y a notar la contracción en cualquier situación (ya me han avisado que en la próxima sesión trabajaremos de pie).

En esta posición, estuvimos realizando ejercicios de suelo pélvico, sencillos, solo para ser capaz de notar la contracción y realizarla correctamente y otros en los que al mismo tiempo movía piernas y brazos para trabajar también la zona del abdomen y la postura (¡todo es importante!).

Para complicarlo un poco más, me tuve que sentar encima de una especie de cojín de aire (en realidad se llama dynair), que sirve para aumentar el desequilibrio, lo que favorece que nuestro cuerpo tenga que esforzarse para mantener la estabilidad y mejoramos el tono del suelo pélvico. ¿Y qué es el tono? Pues algo que estoy aprendiendo bien. El tono es el estado que tienen nuestros músculos de forma involuntaria, en reposo y en el suelo pélvico es super importante (evitamos incontinencia, descensos de órganos…).  Y si, puedo asegurar, que la cosa se complicaba!

Y PARA FINALIZAR…

Utilizamos lo que Lourdes, la fisio, llamaba “el tronco”. Y así es, ese artilugio del diablo es nada mas y nada menos que un tronco de madera especifico para trabajar nuestro periné y los músculos posturales. Me tenía que subir de pie ahí, mantener el equilibrio en una postura determinada, una más fácil y otra mucho más complicada…todo esto se basa en el método 5p según me explicaron.

La postura que tenemos encima del tronco es una concreta con la que también tonificamos abdomen. Ya os digo que mantener la estabilidad es muy difícil! Por supuesto se empieza con la parte fácil, pero yo (que me va la marcha…) quise probar las dos para ver como se hacía y si era capaz de mantenerme (lo podéis ver en mi perfil Instagram).

Eso si, para mi fue un reto y el próximo día me enfrentaré de nuevo a él.

Vuelvo en 15 días para seguir avanzando en el tratamiento y que podamos valorar mis progresos.

Ya os contaré!!

Nosotr@s nos vemos en el siguiente post!

Posts Relacionados

Sin Comentarios

Leave a Reply