Maternity

MIEDO AL PARTO ¿ES NECESARIO?

embarazada

Hola!!

Cuando te dicen la palabra PARTO, ¿qué es lo que te viene a la cabeza? Venga, con sinceridad!! Muchas de vosotras me diréis que miedo, incertidumbre y otros tantos sentimientos negativos por los que desearíais no pasar en vuestra vida. En el post de hoy me gustaría lanzar un mensaje de calma y a todas aquellas mujeres que os encontréis a las puertas del gran día y os de miedo el día. Quedaros, que os va a gustar 😉

Ya os adelanto que los partos en las películas han hecho mucho daño 😅. Ver a través de la pantalla a mujeres gritar, sufrir y llorar durante un parto hace que de manera inconsciente pienses que el tuyo va a ser igual (o peor) pero os aseguro que no tiene porque ser así. De hecho hay muchas probabilidades de que ni siquiera se asemeje. Como os decía, en las películas vemos mujeres para parir sufren mucho y es cierto el parto duele, no nos vayamos a engañar! Pero también duele una rotura de un brazo, que te saquen una muela o unas migrañas y ninguna de esas tres cosas lleva posteriormente nada comparado con conocer a tu bebé. Y me diréis que un parto no tiene nada que ver con estas tres cosas pero en cierta manera son procesos dolorosos y, mujeres del mundo, se superan. La diferencia es que estos 3 ejemplos son imprevistos y para el parto tienes nueve meses previos para darle rienda suelta a tu imaginación, pensar, imaginar y divagar en cuál será andadura.

Y es que muchas veces tenemos mucho miedo a lo desconocido, a lo que no hemos experimentado y a lo que nuestra mente asocia con dolor y sufrimiento pero os aseguro que después de un embarazo en el que has estado tanto tiempo esperando ver la cara de tu bebé, el parto quizá sea el momento más esperado por todas.

A ver, que las contracciones duelen es verdad, y en ese momento juras y perjuras que no tendrás un hijo nunca más, pero  a día de hoy con los medios y avances médicos que hay es muy probable que ni te enteres, que estés dilatando y te venga una contracción mientras estás con la epidural y ni siquiera te des cuenta de ese dolor teniendo plena consciencia y viviendo tu parto plenamente. Si por el contrario decides hacer un parto natural sin ningún tipo de analgésico ni medicamento es probable que sientas más dolor que las que se ponen la epidural pero tampoco hay que sentir miedo, muchísimas mujeres han pasado por ello y el resultado final es algo maravilloso.

PARIR NO ES TAN MALO COMO LO PINTAN

Para mí pensar en el parto es pensar en felicidad y es pensar en que por fin tendrá lugar un encuentro maravilloso en el que conoceré a una nueva personita muy especial.

Y os digo que el parto es felicidad porque gracias los avances médicos se puede mitigar el dolor que tanto miedo nos da (soy muy fan de la epidural, que conste!). Y también respeto todos los partos que no quieran la epidural, oye! Sois unas valientes!

En mi primer parto tras romper aguas en casa (sin dolor), cumplir todos los pronósticos, dilatar 100 × 100 y niño en posición cefálica, finalmente Mateo no se encajo en el canal del parto y tuvieron que hacerme una cesárea. Y, ¿cuál fue problema de todo ello? Pues ninguno, porque insisto y repito que estamos en un país desarrollado acompañado por los mejores profesionales y medios técnicos para que todo salga perfecto. Mi niño nació sano y yo estaba recuperada días después.

Recuerdo el comentario de la matrona que me dijo en una de las clases de preparación al parto que el 99% de los partos son normales y que luego hay 1% que se complican. El problema es que lo que trasciende ese 1% y ahí vienen los miedos. Hay casos reales de todo, está claro, pero igual que los hay malos, hay infinidad de ellos buenos 😉

En cualquier caso, si ya has pasado un embarazo con todo lo que ello supone, llegar al parto será pan comido y superarlo más fácil aún. De hecho yo con mis dos embarazos os diré que sigo prefiriendo mil veces un parto que un embarazo. Pariría todas las veces que fueran necesarias si me ahorrara todo el embarazo, jajaja (es una exageración, no os vayáis a pensar). Pero si, prefiero el parto al embarazo.

Ahora mismo, yo no veo el momento en el que rompa aguas o empiece con las contracciones (aunque quizá mientras estén pasando piense todo lo contrario 😓 pero eso son cosas del directo) ya no sólo por terminar con esta etapa, recuperar mi cuerpo,  mis fuerzas y poder conocer a mi pequeña sino porque para mí el momento del parto es el previo a conocer el amor de la manera más intensa posible.

 Y no hay mejor momento en la vida que ese.

Un beso enorme y os deseo “una hora cortita” a todas las que estéis a las puertas de parir 

¿Os veo en el siguiente POST?

Posts Relacionados

2 Comentarios

  • Reply
    Laura
    20 febrero, 2018 at 21:23

    Bueno…siento no poder compartir tu opinión. No sé de dónde sacaría tu matrona el porcentaje, ni si será real, pero yo pertenezco al 1%. Es cierto que cada vez hay menos mortalidad en los partos pero tal y como me dijo el cirujano que me operó tras un parto del que casi no salgo, hay muchos más casos actualmente de desgarros con muchas complicaciones y lesiones de por vida tras el parto que hace unos años. Esto se debe a la nueva moda de "lo natural", ahora está mal visto hacer una episiotomia y por no cortar o cortar poco al final es peor. O por usar fórceps, y por no hacer cesáreas , que parece que las madres buscan hospitales con menos tasas de cesáreas. Ya quisiera yo que me hubieran hecho una cesárea…
    En fin, que yo tampoco tenía miedo y mira. Me tocó… Ánimo con tu nena, está al caer!!

  • Reply
    I'm Design
    12 marzo, 2018 at 17:47

    Hola Noe! No puedo estar mas de acuerdo con vos. Soy mama de un pequeño de casi 3 añitos y una pequeña de apenas 3 meses. Para mi el primer parto estuvo muy marcado por los miedos que me trasmitieron en mi entorno y en cambio fue un parto INCREIBLE. La conexión que sentí en todo momento con mi bebé, el sentirse y dejar responder a tu cuerpo en consecuencia fue maravilloso. Tanto el primero como el segundo parto fueron naturales y sin epidural. Creo que mucho tiene que ver como enfrentamos nuestro parto y cuanto dejamos al miedo actuar por nosotras. Porque en definitiva como lo dijiste, muchísimas mujeres has pasado por esto y si dejamos a nuestro instinto natural actuar, todo seria menos doloroso y mágico a la vez.
    Te envío un beso. me encanto tu post!

  • DEJA TU COMENTARIO