Maternity

LA IMPORTANCIA DEL SUELO PÉLVICO TRAS EL PARTO

Hola!

Como sabéis el posparto es un momento delicado para nosotras, y el suelo pélvico es algo de lo que oyes hablar en la preparación al parto pero hasta que no pasa ese momento no le das la importancia que merece, que os aseguro que es mucha! Hoy quiero contaros como me plantee este asunto y mi experiencia con profesionales en la materia.

Hace 10 días tuve en mi primera sesión de rehabilitación posparto con Pilar y Lourdes, fisioterapeutas especializadas en este campo, de la clínica Physicalmed. Esta sesión estaba enfocada a la valoración de toda la zona abdominal y pélvica tras mi segundo embarazo que esta vez, como ya sabéis, fue un parto vaginal.

En la primera parte de la sesión, la fisio me realizó una pequeña entrevista, en la que recogen todos los datos referentes al embarazo, el tipo de parto, cómo se desarrolló éste, síntomas que podamos tener, nuestra práctica deportiva y antecedentes médicos generales que pudieran influir en la recuperación.

Posteriormente pasamos a la valoración propiamente dicha. En primer lugar se hace una valoración de la zona superior del cuerpo y mi postura en general. Y luego más concretamente la zona lumbar, el abdomen y la pelvis. Comenzaron a explicarme la estrecha relación que hay entre nuestra postura y el suelo pélvico y cómo es tan importante trabajar localmente toda la musculatura de la “zona” cómo la postura y la faja abdominal para poder recuperarnos bien tras el embarazo.

Yo en mi caso, si que noto que tengo como un exceso de curva en la zona lumbar (me dijeron que se llamaba hiperlordosis) que está más acentuada por los embarazos y el abdomen se queda como hacia afuera.

Ya tumbada en la camilla,  estuvieron mirando como era mi respiración. Si lo hacía utilizando el diafragma (músculo por lo visto muy importante, como me explicaron) y valoraron mi grado de diastasis abdominal.

¿Y que es eso? Porque yo no lo sabía hasta que me lo explicó Pilar (que he de decir que tuvo una paciencia infinita conmigo, gracias Pilar!) Imagino que os lo preguntareis muchas.  Es la separación de los músculos rectos del abdomen ( ¡la famosa tableta de chocolate!). Que a parte de ser un problema estético…también hace que seamos más vulnerables a sufrir dolores de espalda, problemas digestivos,  alteraciones en nuestra postura y hasta herniaciones de las vísceras! Un jaleo, vaya!

Por último ya tocaba la “zona”. Se valoró el aspecto de mi cicatriz de 3 puntos, si tenía dolor o tirantez al estiramiento.  Comprobamos si sabía contraer correctamente la musculatura del suelo pélvico, sin “apretar” otras zonas como los glúteos o el abdomen y manteniendo una respiración adecuada. Sinceramente, quizá coordinar esto último fué lo que más me costó.

Estuvieron enseñándome ejercicios básicos para ir activando la musculatura perineal. Desde los famosos ejercicios de Kegel, que muchos ginecólogos mandan, hasta otros un poco más complejos en los que se trabaja también la musculatura profunda del abdomen al mismo tiempo.

Donde ya me quedé alucinada fue que utilizamos un aparato de electroterapia y biofeedback. Me colocaron un electrodo que registraba la actividad de mis músculos de la “zona” en una pantalla de ordenador. Esto me ayudó a ser más consciente de como era capaz de contraer mis músculos perineales, que grado de fuerza tenía y ver que necesitaba trabajar la resistencia por que a los pocos segundos  en el gráfico nos chivaba que mis músculos se iban cansando. Es un ejercicio en toda regla!

Para terminar dedicamos unos minutos a reeducar gestos de la vida diaria como agacharme, sentarme correctamente,  coger peso (que con mis hijos lo hago mucho… ), toser o estornudar etc para que no dañar mi suelo pélvico y activara mi abdomen.

En resumen os diré que mi experiencia ha sido muy positiva, vuelvo en unos días para ver los progresos y seguir con la recuperación.

Mujeres, no os olvideis de este tema, por favor,  y no penséis que las cosas que pasan en el postparto tienen que pasar porque sí; siempre se puede tratar y recuperar nuestro cuerpo 😉

Y vosotras, habéis valorado como está vuestro suelo pélvico?

Nos vemos en el siguiente post!

 

Posts Relacionados

Sin Comentarios

Leave a Reply