Maternity

Estrés Out! Tips para alejar nuestro estrés de nuestros hijos

Noemi+hijos

¿Cómo llevamos la semana? Hoy os traigo un tema que me parece súper importante en la educación de nuestros hijos y la convivencia familiar… Y es el famoso estrés, que nos acompaña allá a donde vayamos. ¿Pero qué pasa? ¿Por qué cada día se habla más de este tema? Está demostrado que altos niveles de estrés en los padres impacta negativamente en el desarrollo del niño. Debemos empezar a tomar conciencia!! Al final os doy unos consejos muy útiles.

Problemas en el trabajo y tantas obligaciones/ compromisos junto con la tarea de ser padres en sí, son factores que inducen a padecer estrés, tensión o ansiedad. Vivimos en un mundo exigente, atrapados en un ritmo que no es sano y lo peor, es que se lo transmitimos a nuestros hijos en una edad muy temprana. En realidad no somos conscientes hasta dónde esto les afecta, y sí, es más de lo que nos hubiéramos imaginado.

No podemos pasar por alto nuestros niveles de estrés y nuestras reacciones por nuestro bienestar propio y por el de los pequeños. La familia es como un sistema, lo que le pase a cada miembro afecta a todos los demás, y aquí los más vulnerables son los niños. Al estar en un proceso de desarrollo absorben como esponjas todo lo que ocurre a su alrededor y el estrés de los padres puede comprometer su desarrollo seriamente.

Cómo reaccionan los padres con estrés

El estrés provoca mucho malestar, angustia, insomnio, dolores, irritabilidad, cansancio… vamos nada bueno. Estamos ante el peor consejero de vida que puede existir. Aumentan los regaños y la intolerancia hacia conductas que son propias de la edad de los pequeños. Muchas veces se llevan broncas que no son capaces de entender y con la poca paciencia que queda al final del día, ayyy cuántos somos los que caemos en esto y no deberíamos… También afecta al tiempo de calidad que pasamos con ellos, que para muchos es para colmo escaso. Estamos tan absortos en nuestras preocupaciones que algunas cosas pasan desapercibidas ante nuestros ojos. Y no puede ser!! Ellos son lo más importante! No queremos que estas cosas pasen por supuesto pero nadie se libra de los días complicados, por eso una excelente complicidad entre papá y mamá es lo mejor para la familia.

estrés_1

Y a los niños, ¿cómo les afecta todo este estrés?

Llegamos a dónde yo quería ir a parar, el estrés todos sabemos que es malo, pero ¿nos damos cuenta lo perjudicial que puede llegar a ser para nuestros hijos? Os voy a enumerar algunos de los efectos que he tenido la oportunidad de averiguar para que seamos conscientes, que esto no es ninguna broma.

-Para empezar afecta a su desarrollo y aprendizaje, bajo rendimiento académico e incluso trastornos cognitivos como la falta de atención y la concentración, además del desarrollo puramente emocional.

-En sus relaciones sociales, el estrés influye en sus habilidades para interactuar con la sociedad. Cualidades como el autocontrol y la cooperación no se desarrollan adecuadamente.

-Ya ni hablemos del malestar que les causa, cada vez es más frecuente encontrar niños con ansiedad. Esto me parece ya demasiado, algo se está haciendo muy mal… Son sólo criaturitas que se tienen que preocupar por jugar y pasarlo bien.

Mal comportamiento en general, conductas agresivas, aislamiento, rebeldía, apego excesivo a los adultos… Algo que he leído y me ha sorprendido muchísimo es que el cerebro del niño interpreta el estrés como una señal de amenaza inminente, no queremos que vivan con miedo ¿cierto?

 –Dolores físicos injustificados: musculares, de cabeza… Ellos también padecen de esto, no sólo los adultos.

Os he resumido bastante y todo está dicho desde la perspectiva de una madre que se informa. No es un texto científico y mucho menos la visión de un profesional. Sí que he procurado reunir información de calidad y de seguro que nos sirve a todos.

Para terminar, algunos consejos para combatir el estrés

Como padres, tenemos la responsabilidad y la necesidad de cuidar nuestro bienestar psicológico con el fin de cuidar así a la familia.

-Tenemos que tomar conciencia de los niveles de estrés que manejamos y cómo se expresan a nuestra familia.

-Lo más importante, aprender a separar los tiempos del trabajo y la familia. En cuanto cruzamos la puerta de casa deberíamos sentir que entramos a nuestro refugio. Un lugar donde no hay cabida para los problemas externos. Hay un lema súper importante y que deberíamos grabarnos a fuego: “disfruta el momento”. Concéntrate en el presente, si es momento de jugar con los niños, deja a un lado cualquier otra cosa que no aporte nada a ese ratito de felicidad. La teoría es muy fácil, pero la práctica… ya es otro tema. Pero va a mejorar muchísimo nuestra calidad de vida en todo. Esto es “Mindfulness“, un método increíble que te cambia de verdad.

-Buscar actividades para hacer con la familia que ayuden a liberar el estrés de todos y encima favorezcan los vínculos.

-Súper buenas las técnicas de relajación, meditación, respiración, yoga… Se puede hacer en familia para que todos desarrollen las habilidades para prevenir y aliviar el estrés.

-En relación con esto último, me parece indispensable fomentar un clima de tranquilidad en casa. Usar un lenguaje correcto y afectivo es clave.

-No tratemos tampoco de ocultar nuestro estado. Se trata de aprender a gestionarlo para que los niños tomen ejemplo, sino sólo aprenderían a ocultar sus propias emociones.

-El tema expectativas, no abusemos de ellas y que sean realistas tanto para nosotros como para nuestros hijos. Tienen que ir acordes con las circunstancias de cada familia, las edades, personalidades y características individuales de los peques.

-Y dicho todo esto, otro apunte que quería hacer es que hay que simplificar la crianza! Se pueden leer cosas e intentar mejorar, pero no procuremos alcanzar la perfección, que eso no existe.

 

mi familia feliz, no estrés

 

No me enredo más!! Que hay que tomarse la vida con un poquito más de filosofía, permitirse equivocarse y ser conscientes de las cosas para poco a poco aprender a vivir con más serenidad y disfrutar de la vida que sólo hay una! Espero que paséis una buena semana y hasta el miércoles que viene queridos.

PD. Como sugerencia os animo a compartir en familia una comida en restaurantes totalmente recomendables para ir con niños, os dejo aquí en enlace.

Un beso!

Posts Relacionados

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO