Maternity

EL DÍA QUE MIS HIJOS SE CONOCIERON

Mateo y Manuela 1a vez

Hola!!

Tras la “resaca” del post del parto, había otro tema totalmente inherente que se produciría y que me habéis preguntado muchísimo. No sabía muy bien como lo afrontaríamos el resto de miembros de la familia y era una de mis mayores preocupaciones: cómo se tomaría Mateo su nuevo papel de hermano mayor.

Para mi ha sido un aprendizaje total.

Mateo y Manuela 1a vez

Empecemos por el principio: dí a luz a las 03:25h de la mañana así que sabría que hasta por la tarde Mateo no vendría al hospital. Los días que permanecí ingresada, tanto en la inducción como en el parto, Mateo se quedó con sus abuelos y os aseguro que yo le echaba muchísimo de menos.

Cuando me pusieron a Manuela encima de mi pecho, pensé en cómo se tomaría Mateo que ahora hubiera otra personita con la que compartir a su mamá y aquello me daba un poco de pena y sentimiento de culpa a la vez, porque a Manuela la quise tanto como quería a su hermano, y sentí que le había destronado, muy pronto quizá.

Pero yo conocía a Mateo, que para eso soy su madre! Y su personalidad de terremoto también es de ser muy independiente. Él quiere cariño cuando él quiere, no cuando queremos los mayores así que algo dentro de mí sabía que me lo iba a poner muy fácil.

Y así fue. cuando entró a la habitación del hospital, se puso muy contento al verme. Yo tenía a la niña en brazos y me agaché a enseñársela. Él la miró extrañado y la puso la manita en la cabeza y yo casi muero de amor en ese momento…

Mateo y Manuela 1a vez

Mateo y Manuela 1a vez

Mateo y Manuela 1a vez

Mateo y Manuela 1a vez

Mateo y Manuela 1a vez

Fueron unos segundos porque luego se apartó, se limpió la mano (jajaja, si si, es muy pulcro él) y se fue. Su padre le trajo de nuevo a nosotros y estuvo mirando a la niña de nuevo unos segundos. Sobra decir que él es pequeño aún, y de hecho apenas se enteró del embarazo, no lo entendía demasiado.

El resto de la tarde lo pasó jugando por la habitación sin apenas hacerle caso a su hermana, sólo cuando lloraba que de repente nos miraba y la miraba a ella como diciendo “que le paaaasaaaaaa”?? jajaja. De hecho le quiso dar hasta una galleta 😂!!

Mateo y Manuela 1a vez

Al día siguiente cuando ya volvimos a casa, la cosa estaba muy normalizada. A a día de hoy él tiene asumido que es un nuevo miembro de casa pero la verdad es que no le hace demasiado caso y tampoco se muestra celoso ni envidioso.

No ha cambiado su forma de ser (de momento) y sigue siendo el mismo tsunami que ya era antes de la llegada de su hermana. Eso sí, nosotros debemos andar muy pendientes porque no controla ni su velocidad ni su fuerza, y en ocasiones puede chocar o golpear sin querer su cunita o querer jugar conmigo o con su padre cuando tenemos a la nena en brazos, y ahí es más complicado hacerle entender que ahora hay tiempos y hay que esperar.

Sea como sea, hijo, nos has vuelto a dar otra lección de vida. Era unos de mis grandes miedos, cómo te tomarías la llegada de tu hermana y tú de nuevo me lo has puesto muy fácil.

Mateo y Manuela 1a vez

Mamás, papás, nuestros hijos son muy inteligentes y hay que darles la libertad necesaria para compartan y expresen sus sentimientos con nosotros, sobre todo en un momento tan importante como es la llegada de un nuevo bebé a casa. Hay que tratar el asunto con naturalidad y seguir dándole al mayor el tiempo y atenciones que necesita. Y sobre todo, confiad en ellos. Son más inteligentes de lo que nos pensamos 😉

Fotografía Loren Photography

Nos vemos en el siguiente post!!

Posts Relacionados

Sin Comentarios

Leave a Reply