Baby

Consejos para lavar la ropa de un bebé

Cuando estaba embaraza de 32 semanas de mi primer hijo, me di la cuenta que no sabía cómo lavar la ropa de un bebé. Tenía un gran almacenaje de ropita diminuta y quería tenerla lista para su llegada. Así que busqué información, me dejé asesorar por las abuelas (grande la sabiduría popular) y di con la solución perfecta. Tenía muchas ganas de hablar de este tema porque me hubiera encantado leer un post como el que os escribo cuando me encontraba en aquella situación.

CONSEJOS PARA LAVAR LA ROPA DEL BEBÉ

Leí un articulo de Norit sobre cómo lavar la ropa del bebé y me pareció completísimo. Os hago un resumen aunque os recomiendo echarle un vistazo, no tiene desperdicio!!

Es súper importante lavar su ropita sola. La de los mayores tiene bacterias y suciedad y es mejor que ahora estén lejos. Recuerdo con tanto cariño aquella primera colada!!!

Evitar la secadora para su ropa. Hace que quede más áspera (además se recomiendo evitar el suavizante en los primeros lavados por todos lo agentes químicos) y la piel de los bebés es súper delicada. Recuerdo ese tendedero con toda su ropita (acordaos si ponéis pinza, hacedlo por las costuras, para que no queden marcas!; eso es también de las abuelas)

Elegir el detergente apropiado. Aquí gastad tiempo, de verdad. Las abuelas me recomendaron Norit Bebé, (por eso me metí en su web y ví este súper artículo) 😉 y también lo recomiendan los pediatras porque está especialmente diseñado para el lavado de la ropa del bebé desde antes de nacer incluso! Tiene una fórmula neutra e hipoalergénica. Protege la ropa de la suciedad y las bacterias y es que tiene además un olor tan característico! A la hora de elegir el detergente para bebé, es esencial no sólo que éste sea hipoalergénico sino que también esté libre de conservantes sensibilizantes, isotiazolinonas (que es un compuesto químico), colorantes y blanqueantes ópticos. Además, está recomendado por pediatras, dermatólogos y alergólogos. Yo recuerdo perfectamente ese olor en mi casa cuando era pequeña en las coladas que mi madre hacía para mi hermana cuando era bebé. Jo, que recuerdos!

QUÉ RECUERDOS!

Yo lo lavé TODO. Y cuando digo TODO, es TODO: mantas, toallas, peluches, muselinas, etc.. Todo lo que vaya a entrar en contacto con el bebé. Puede ser que esté limpio en apariencia pero puede coger polvo y bacterias y ellos están recién llegados al mundo, así que todo limpio!!

Y si algo me produce recuerdos a mi, son los olores. Recuerdo perfectamente como olía Mateo cuando me subieron de la sala de reanimación, su habitación con olor a nuevo y a bebé, su primera colada…todo. Así que quedaros tranquilas de que su ropita y sus cosas estén limpias y haced caso a la sabiduría popular, que en muchas ocasiones es muy sabia 😉

Para despedirme, os dejo el post de nuestra última escapa familiar a Cantábria, para que os de ideas si salís con los peques 😉

Nos vemos en el siguiente post!

 

 

 

 

Posts Relacionados

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO