correr con un bebé

RUNNING CON UN BEBÉ

18.5.17 noemimisma 4 Comentarios

Hola!!!

Cuando das a luz es una sensación mágica, asombrosa, nueva y a la vez aterradora. Y entre todas esas sensaciones de repente te ves con un cuerpo con el que no te identificas en absoluto, y además ahora no vas a tener tiempo para poder cuidarte todo lo que te gustaría porque hay una personita que te necesita las 24 horas de día y tus hormonas como una bomba atómica a punto de estallar...ayyy madreee!! Pero que no cunda el pánico, todo pasa y vuelve a la normalidad, y tu cuerpo también.

Una de las cosas que más me preocupaba cuando día a luz fue como podría recuperar mi cuerpo, aquel que había engordado muuuuuuchos más kilos de cuenta (25 para ser exactos, OMG!). Lo único que tenía a mi favor era que me gusta hacer deporte, así que costaría un poco más pero yo me repetía día a día que volvería a mi cuerpo, SI o SI.

Y algo que me ayudó muchiiiiisimo ha sido practicar running, footing o "el correr de toda la vida" vaya! Y esta no ha sido una afición de toda la vida, que va, de hecho empece a cogerle el gustillo 3 meses antes de enterarme de que estaba embarazada (o sea, hace 2 añitos de nada), y cuando me enteré de que Mateo venía en camino lo dejé, por si acaso, aunque creo que no hubiera hecho falta, se puede seguir corriendo, pero a otro ritmo (bueno, pero de esto hablaré en otro post que sino se me juntan temas y no luego no cuento bien lo que quiero contar, jaja). 

A continuación os comento algunos tips/consejos si te apetece iniciarte en el running y si eres mamá como podrás hacerlo incluso llevándote a tu bebé contigo:

¿Cuando se puede empezar a correr?

Cuando te hayas recuperado del parto. Normalmente en un parto vaginal normal la recomendación es que esperes de 6 a 8 semanas. Si has tenido cesárea, como fue mi caso, se recomienda esperar un poquito más, de 10 a 12 semanas después del parto.
El bibe no perdona!

¿Cómo empiezo?

Al principio poquito a poquito, no te obsesiones con ir rápido. Y si te tienes que ir parando y alternando correr con andar rápido, está bien también. Y es importante ser regular e intentar salir a correr de 2 a 3 veces en semana y poco a poco irás viendo los avances tanto de fondo como de distancia. 

Tengo un bebé, ¿como lo hago?

Aquí llega el kit de la cuestión: y ahora qué? No tengo tiempo y además no tengo cobertura para mi bebé y poder dedicar un ratito a correr. Eso lo hemos pensando TODAS, pero de verdad que son EXCUSAS: SI QUE SE PUEDE.

Aquí una de las cosas más importates es buscar un carrito que sea ligero para que no te cueste demasiado y en el que tu bebé vaya cómodo mientras tú te pones cual ángel de Victoria Secret corriendo 😁, jaja. Y si hace sol, también morenita. 

En mi caso, buscando y barajando todas las posibilidades, comencé a entrenar con el Thule Urban Glide, y estoy encantada!

¿Y por qué el THULE Urban Glide?

Os cuento lo que a mí me gustó:

-Es un cochecito súper ligero, con 3 ruedas (imprescindible para poder hacer ejercicio cómodamente), es todo terreno y tiene muy buena suspensión. Y digo lo de ligero porque mi acompañante pesa 13 kilazo, y era imprescindible no añadirme mas dificultad a correr a con una silla mas pesada, jaja. Truco: la rueda delantera se puede bloquear para que no se gire y tú solo empujes. 

-Yo para Mateo buscaba la sujeción tipo arnés como la que tiene el Thule porque sino se me alborota y se me escapa del carro 😰; el asiento es super acolchado y permite reclinarlo hasta que va totalmente tumbadito si se te duerme, que suele pasar! Tremendas siestas de mi chiquitin aquí!

-Mega fácil de plegar y con un compartimento inferior para las cositas del niño muy útil. Mientras corres no puedes llevar el bolsito colgando en el manillar, porque se va moviendo y no puedes correr, palabra de novata!😂. 

-La capota es multi-posición, es decir, se baja hasta prácticamente cubrirle del todo, así que aseguras de poder resguardarle si hace viento y de poder abrirla y verle desde arriba mientras vas corriendo.

OJO!! No es necesario esperar a que el bebé pueda sentarse en una sillita para llevarle porque el Thule permite ponerle un capazo o cuco para poder usarlo desde los 0 meses del bebé, y así no hace falta que te compres 2 carritos, uno para recién nacido y otro para hacer deporte, con este puedes hacerlo todo (aaayyyy si yo lo hubiera sabido antes!!)

Sinceramente al principio tenía bastante miedo de que Mateo no aguantara tranquilo en la silla mientras yo corría porque no ha sido un niño que le haya gustado especialmente ir paseando sentadito en su silla, pero la experiencia con la Thule ha sido mas que buena: puede aguantar todo mi entrenamiento (1 hora mas o menos) sin quejarse y super tranquilo.

Os aseguro que la satisfacción de acabar una carrera sumada a la de haberlo hecho con tu niño, no tiene precio!

Ya me visteis con ella en Carrera de la Mujer de Madrid y este domingo correremos otra de 10 kilómetros.
Carrera de la Mujer Madrid Mayo 2017


¿Os animáis?






También puede interesarte

4 comentarios:

  1. Vaya mamá molona!!! Si quieres... puedes.😘

    ResponderEliminar
  2. Me anima mucho ver cómo otras mamás corredoras mantienen su afición. Yo también dejé de correr cuando me quedé embarazada, a un mes de la San Silvestre Vallecana, que tenía hasta el dorsal! Tras el posparto lo retomé y poco a poco he ido cogiendo la forma física que tenía antes. Lo que no he hecho nunca es correr con mi pequeño porque no tengo un carrito adaptado para ello pero me espera pacientemente a que vuelva de entrenar y estoy deseando hacer una carrera para que me espere en la meta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer que también sois mamás runners, de verdad que me anima muchisimo saber que hay mas mamás con las que comparto esta afición ❤️ La verdad es que que los peques te esperen en la meta es super emocionante 🤗 Mucho ánimo con el running guapa!!!

      Eliminar