LA VERDAD DE ESTAR EMBARAZADA y CON UN HIJO DE 18 MESES

Hola!

Este es un post muy personal y muy de sentimientos, al que llevo mucho tiempo queriendo dar forma en mi cabeza y que me gustaría compartir desde lo profundo de lo que estoy sintiendo.


Cuando me enteré de que estaba embarazada, fue una noticia muy alegre y feliz, una nueva vida comenzaba a crecer en mi interior y era una sensación que ya conocía, desde la experiencia que da haberlo vivido anteriormente y la serenidad de saberte el desarrollo de lo que está por venir los próximos 9 meses. Sabes (mas o menos) lo que pasará en cada semana, recuerdas como se va desarrollando tu nuevo bebé y esperas con ansia cada ecografía, su latido y las buenas noticias con cada visita al ginecólogo.

Sin embargo, cuando ahora vas a ginecólogo, debes organizarte para que alguien cuide de tu bebé, porque aún tienes un bebé en casa, mientras tu estás en la consulta, o bien que te acompañe al médico y dividir tu atención entre lo que el ginecólogo te dice y tu bebé inquieto que, pobre mio, se aburre allí con toda la razón del mundo.

Cuando vuelves a casa, ya no puedes tumbarte en el sofá a recrear e imaginar como será tu nuevo bebé, a descansar, a merendar tranquilamente o simplemente a leer tu app favorita sobre el embarazo. Cuando sales del ginecólogo, sales de la nube de tu embarazo y vuelves a la realidad y a un bebé que demanda muuucho tu atención y tu tiempo. Así que vuelves a casa para poder jugar y disfrutar de tu niño, mientras piensas qué va a pasar y como te dividirás cuando el nuevo bebé también demande tu tiempo. Y empiezan los agobios...

Mi embarazo lo estoy llevando como puedo entre nauseas y mareos, cansacio extremo y hormonas, y con el come-come de que pienso que no voy a poder con todo. Por que lo pienso. Y mas a menudo de lo que me gustaría. Estoy deseando que mi hijo conozca a su nuevo hermanit@, pero me aterra el momento de hacerme cargo de los dos cuando mi marido esté trabajando y no pueda contar con más ayuda.

Me agobia que mis hijos noten alguna de mis carencias, que son muchas, que se puedan sentir que no les doy mi 100% porque ahora tienen que compartir mi atención. Me da miedo enfrentarme a mi límite, porque no sé donde está. A no dormir de noche por un recién nacido, y no dormir de día por que mi niño necesita mi cariño y mis juegos. Estoy cagada de miedo por muchas cosas, pero aún con todo, soy FELIZ.

Luego pienso en mis miedos antes de que naciera Mateo, en que pensé que no sabría hacerlo, y que sería una torpe, que no sabría vivir sin dormir y que nunca había cuidado de un bebé. Y sabéis que? Que lo hice, y lo hice bien. Mi hijo tiene la mejor mamá del mundo para él, que es la suya, y que, aunque no sabe hablar, si hablara también me lo diría.

Por que asumo que no va a ser fácil, pero soy feliz. Tengo que aprender a vivir en el mini-caos, o el caos mas absoluto y que no pasa nada. Que si la casa está revuelta, nada cambia cada minuto que paso con mi hijo y todo lo demás puede esperar. Soy feliz de saber que se van a llevar tan poquito tiempo y que prácticamente van a crecer juntos, y que aunque ahora me crea que no podré, seguro que sí.

Soy feliz con mi embarazo y con mi hijo de 18 meses, porque siento que no hay nada que me llene más que los mios.

Nos vemos muy pronto!

Noe


POSTS RELACIONADOS

NUESTRA SILLITA DE PASEO: CHICCO LITEWAY 2

Hola!!

Este Post se ha hecho esperar pero entre los malestares del embarazo en el primer trimestre (y lo que llevamos del segundo), el verano y Mateo terremoto sin horarios me ha sido muy difícil ponerme manos a la obra en escribir y contaros nuestra impresiones y experiencias con nuestra sillita ligera.

Como ya os conté por redes sociales, tras ver muchas opciones finalmente elegimos la sillita Chicco Liteway 2 por varias razones, pero sobre todo buscando que ocupara poco espacio para los viajes en verano y fuera cómoda y ligera. Además del precio! Porque podéis encontrar este modelo por menos de 150€!

Y creo que lo conseguimos porque ha sido nuestra sillita de paseos de los recados mañaneros, la de las tardes-noches de verano y la de las vacaciones.

Si nos ponemos muy técnicos, las especificaciones son:

    -Dimensiones abierta: 46,5 x 103 x 87,5 cm
    -Dimensiones plegada: 29 x 40 x 105 cm

    -Peso: 7,5 kg


CARACTERÍSTICAS

  • Es desenfundable y lavable
  • Útil hasta un peso máximo del niño de 22 kilos
  • Capota extensible muy amplia con parte delantera ampliable
  • Múltiples posiciones de reclinado hasta que el niño se quede totalmente tumbado
  • Plegado en una sola pieza
  • Reposa-pies ajustable
  • Arneses y barra delantera acolchados
  • Cesto inferior
Nosotros cogimos el modelo Denim.


















Para comprarla yo la he visto en varias webs así como en El Corte Inglés, Bebitus, Amazon y Toys r us.

Mi opinión personal es que la silla cumple la función que buscábamos desde la calidad y la confianza de la propia marca. Se trata de buscar un silla estrecha, manejable y ligera y en nuestro caso y para lo que la necesitábamos encajó a la perfección.

Espero que os haya gustado el post!
Nos vemos pronto!



POSTS RELACIONADOS

BIG BRO: HERMANO MAYOR

Hola!

Después del remolino de sentimientos, miedos y alegrías, parece que ya nos hemos hecho a la idea que nuestro bebé se va a convertir en hermano mayor!

Es muy pequeñito aún pero sé que lo va a hacer genial y que van a ser dos compañeros de juegos y de vida inseparables!💕

Hasta entonces quisimos plasmar en imágenes nuestra "dulce espera" con el chiquitito de la casa (por ahora) como protagonista. Para ello contamos con la magia del trabajo de Lorena, que supo inmortalizar un momento tan especial como fue nuestra alegría y amor en un precioso escenario natural.

Cuando Lorena me avanzó algunas fotografías no pude contener las lágrimas (muy probablemente sean las hormonas ;)) pero me pareció todo tan natural, tan espontáneo, tan bonito, tan nuestro...

De verdad que os recomiendo este tipo de recuerdos porque es un momento que no se vuelve a repetir, y da tanta emoción poder recordarlo de una manera tan profesional y bonita!

¿Os apetece ver las imágenes?  😊

Espero que os gusten y nos vemos en el próximo post!


Fotografía: Loren Photography
Ranita Mateo: Mimuselina Colección Summer
Look Noe: Zara (SS'17)

POSTS RELACIONADOS

ESTOY EMBARAZADA!!

Me da mucha alegría dar esta noticia: estamos EMBARAZADOS! Es una noticia que de nuevo nos llena de ilusión y estamos super contentos aunque que nos voy a negar que también estamos un poco cagados 😰...

Siempre quise que Mateo no se llevara demasiado tiempo con su futuro hermano o hermana pero no imaginé que se iban a llevar tan poco tiempo! De hecho cuando yo salga de cuentas, “hermano mayor” no habrá cumplido los 2 años y la verdad es que lo que más nos asusta es cómo nos vamos organizar con dos niños y que además se lleven tan poquito tiempo.

Sea como sea es una noticia con la que estamos super ilusionados y deseando conocerle al “nuevo” ya y verle la carita 😃.

De un embarazo otro hay cosas que no cambian como son las náuseas, los mareos 😡 y el cansancio pero tampoco mengua la impaciencia y las ganas de conocer al nuevo miembro de la familia. Ya me estoy imaginando a Mateo jugando con su hermanito o hermanita, peleándose y a mí como una loca intentando lidiar entre ambos😂.


Algo bueno que tiene la experiencia es que creo que voy a disfrutar mucho más este embarazo simplemente por la tranquilidad que te da conocer tu cuerpo, saber y reconocer cada síntoma y estar tranquila de que todo va salir bien👍.Estamos tan contentos que no podíamos estar más tiempo callados! Aún no me puedo creer que vayamos a hacer una familia de cuatro!!


Os iré contando mis experiencias y sensaciones aunque os diré que la experiencia es un grado ;).

Un beso muy fuerte!!❤






POSTS RELACIONADOS

CENAS PARA BEBÉS DE 15 MESES


 Parece mentira cómo ha crecido Mateo... Veo el cambio en muchisimas cosas tanto de su crecimiento como su desarrollo, y como no, en la alimentación!

Casi ya no recuerdo cuando, alrededor de los 5 meses, empezó con los cereales sin gluten y las frutas y como, poco a poco, hemos ido añadiendo otros alimentos como la verdura, la carne o el pescado.

Ahora que ya tiene 15 meses, su alimentación ya ha cambiado, y nuestro principal objetivo es que acabe comiendo de todo, y puedo decir, que con Mateo así es. En el post de hoy os cuento, desde mi experiencia, cómo debe ser la alimentación de un bebé a los 15 meses y al final os doy algunas ideas sencillas para las cenas.

La alimentación del bebé a los 15 meses

A estas alturas, probablemente ya hayáis empezado a darle a vuestro peque clara de huevo, que es uno de los alimentos que más alergias provoca. Nosotros la fuimos introduciendo poco a poco, bien cocida, y junto al puré de verduras. Primero un cuarto, al día siguiente la mitad, luego tres cuartos y por último la clara entera. Si todo va bien, haremos el mismo proceso con la yema. A Mateo a día de hoy, le encantan las tortillitas francesas!

Con esta edad, cada vez son más los alimentos que puedes darle y esto facilita mucho las cenas. Además de otras verduras, también se les puede dar otros alimentos como queso fresco, jamón york, pescado o carne a la plancha, croquetas... En este sentido, la alimentación del bebé va siendo cada vez más sencilla. Cada vez se puede ir introduciendo más sólidos, hasta que alrededor de los 3 años ya podrá comer de todo. O más bien... ¡de todo lo que quiera comer!.

Con la introducción de la alimentación sólida, muchas mamás tenemos la tendencia a “correr mucho”. Es probable que aún le falten dientes y por ello, a pesar de que muchos bebés ya saben masticar, hay que asegurarse de proporcionarle alimentos blanditos que les sean sencillos. El paso de los alimentos triturados a los sólidos se debe hacer de forma gradual. Hay niños que lo llevan muy bien y en cambio otros a los que les cuesta más. ¡Mamás, toca armarse de paciencia!

OJO! Cuidado con algunos alimentos como los frutos secos, por riesgo a que se atraganten, el marisco por propia composición y también tener la precaución de cocinar bien el huevo. Poco más...

3 ejemplos de cenas para bebés de 15 meses

Es importante que la dieta de los peques sea lo más equilibrada posible, lo ideal es que incluya todos los grupos alimentarios como lácteos, cereales, frutas, verduras, legumbres, carnes y pescados (blanco y azul), aunque la verdad es que esto a veces se convierte en una auténtica gymkana!

Un menú diario equilibrado deberá estar formado por lácteos, cereales, frutas y verduras, todos los días. En cuanto a las legumbres, lo ideal es que las tome 2 o 3 días a la semana,   huevos, con dos días a la semana sería suficiente, y con la carne y el pescado se puede ir alternando.

La verdad es que nunca hemos tenido problema con nuestro peque para que coma, ya sea un alimento nuevo o que lo conozca, y es lo ideal, no tener que “pelear” con tu hijo/a para que coma. Una buena idea a estas edades puede ser ofrecerles un plato único que incluya todo lo que deben comer. Ofrécerles agua para beber y evitar los zumos ya que contienen mucho azúcar y podrían hacer que el niño coma menos. Evitar los alimentos poco saludables y los específicos para bebés, ya que muchas veces cuentan con mucho azúcar para que les resulten más agradables.

Y después de todo esto, me lanzo a la piscina y os doy algunas ideas de cenas para bebés de 15 meses, fáciles, sanas y equilibradas.

Crema de zanahoria, lenguado  al horno con patata cocida
Se pueden cocer las zanahorias en caldo de pollo y añadirles un poquito de aceite de oliva. En cuanto al lenguado, se le quitar la piel y las espinas, of course!.

Las zanahorias son una fuente importante de betacarotenos, que en el organismo se transforman en vitamina A. Son buenas para la visión y el sistema inmunitario. En cuanto al lenguado, éste le proporciona yodo, fundamental para el desarrollo del bebé, y la patata, hidratos de carbono, fibra y potasio.

  
Crema de verduras y pechuga de pollo
En este caso, las verduras proporcionan muchas vitaminas, además de fibra, y la pechuga de pollo, proteínas de alto valor.
  
Hamburguesa de jamón york  con tomate
Las hamburguesas de jamón york, además de riquísimas, son muy fáciles de hacer. Corta dos o tres lonchas de jamón cocido en trocitos pequeños y mézclalas con un huevo batido y  miga de pan, hasta que obtengas una masa consistente, para que puedas hacer la hamburguesa. Acompáñala de un trocito de tomate natural.

El jamón y el huevo aportan proteínas, la miga de pan, hidratos de carbono, y el tomate, vitamina C.

Después de la cena, a Mateo siempre le apatece un bibe calentito y con eso se queda frito directamente ;)

Éstas son sólo 3 ideas de cenas para bebés de 15 meses, pero las opciones son infinitas. En el momento de preparar los menús, una buena idea es pensar en todo lo que le aporta cada alimento a nivel nutricional. Así te asegurarás que la dieta es equilibrada y saludable.

La parte buena es que cada prácticamente ya comen de todo y eso da mucha facilidad a la hora de preparar las comidas, no creeis?

Espero que os haya gustado y si es así espero seguir viéndoos por mis RRSS.

Un abrazo!!



POSTS RELACIONADOS

VACUNAS DEL BEBÉ A LOS 15 MESES


   Mateo ya tiene 15 meses... ¡Cómo pasa el tiempo! Es cierto que cuando nace, todos te dicen que aproveches, que el tiempo pasa rápido, que crecen muy deprisa... ¡Y tanto!

Aún recuerdo cuando nació y hoy ya es capaz de hacerse entender a su manera, y de corretear por toda la casa sin parar!

Pero llegados los 15 meses, también toca de revisión pediátrica y vacunas. Así al menos lo indica mi calendario...

Como todos sabemos, los especialistas y pediatras recomiendan administrar las vacunas incluidas en el calendario de vacunación  según cada comunidad autónoma, y este lo elabora el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP).
Este calendario es diferente en cada comunidad autónoma, aunque dicen que la idea es ir unificándolo, poco a poco, con el objetivo de obtener un calendario único para toda España. A mi esto me parece tremendo, porque dependiendo de donde nazcas, aun naciendo todos en el mismo país, las vacunas son diferentes, alucinante!

El cuadro de vacunación en la Comunidad de Madrid para los nacidos en 2016 es el siguiente:

Fuente imagen: Mis pediatras en la red


¿Por qué vacunar?

Es increíble, pero todavía hay quienes dudan sobre los beneficios de seguir el protocolo de vacunación aplicado a niños y bebés. Para mí, es totalmente IMPRESCINDIBLE!

Las vacunas no son otra cosa que versiones debilitadas o “muertas” de las bacterias o virus causantes de cada una de las enfermedades. Cuando le administran una vacuna a nuestros peques, su sistema inmunológico se prepara para “luchar” contra la enfermedad, estimulando la producción de anticuerpos.

Estos anticuerpos permanecerán activos en el cuerpo por si alguna vez el bebé contrae la enfermedad en cuestión.

En este sentido, las vacunas tienen la función de PROTEGER frente enfermedades graves como, la poliomielitis, el sarampión, el tétanos, las paperas o la gripe. Si un bebé está vacunado será menos propenso a contraer dichas enfermedades, y si lo hace, los síntomas serán mucho más leves.

Vacunación del bebé a los 15 meses

El calendario de vacunación indica qué vacunas deben administrarse y en qué momento. Según la AEPAP (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria), a los 15 meses toca la vacuna de la VARICELA y se administra en dos dosis, a los 15 meses y a los 4 años.

La varicela es una enfermedad bastante común, que generalmente es leve, pero que puede llegar a ser grave, especialmente en niños muy pequeños y también en adultos.

El virus de la varicela se contagia a través del aire o por contacto con el líquido de las ampollas. Causa erupciones y picores, además de fiebre y, en algunas ocasiones, puede provocar complicaciones más graves.

Si vacunas a tu bebé contra la varicela, lo más probable es que éste no contraiga la enfermedad, y si la contrae, los síntomas serán mucho más leves.


Lo más importante para toda madre es la salud de su bebé y para ello lo mejor es prevenir y proteger SIEMPRE.

POSTS RELACIONADOS

CUÁNDO PUEDO BAÑAR A UN BEBÉ EN LA PISCINA O EN LA PLAYA



Hola!! ¿Como lleváis los primeros días del verano? No hay nada más emocionante para nuestro bebé  (y para nosotras, no vamos a engañarnos 😄) que darse su primer baño en el mar o en la piscina.

Es una situación nueva en la que el bebé se divertirá y se lo pasará genial. Y nosotras disfrutamos más que ellos incluso!! El frescor del agua, las olas, la arena... ¡para ellos todo es una auténtica aventura! Ambos, mama e hijo disfrutamos sin lugar a dudas. ;-)

Con el mar todo son beneficios... tras un día de playa, es muy probable que a nuestro pequeñin se le abra el apetito, el mar fortalezca sus músculos, y si ya camina, dar un paseo por la orilla es favorable para la formación del arco plantar. Vamos, todo ventajas!

Pero... ¿cuándo podemos llevar a nuestro bebé a la playa o a la piscina? Yo el verano pasado me lo preguntaba muchísimo y busqué muchísima información. Hay muchos estudios que recomiendan esperar hasta los 8 meses o hasta el año. Nuestro pediatra, a los 3 meses nos dejaba ya meter a Mateo en una piscinita, pero... ¿sabes por qué?

Ha llegado el momento. ¡El primer baño del bebé!

Llevas meses esperando y... ¡por fin puedes llevar a tu bebé a la playa! Pero cuidado! Es recomendable no exponer al bebé al sol antes de los seis meses, ya que se puede quemar o se deshidratar.

A esta edad no tienen la piel preparada para las cremas de protección solar, y ojo! porque podrían causarle alergias o irritaciones. Se puede hacer una prueba a los 6 meses en la parte interior del antebrazo para ver si la tolera correctamente.

Llegado el gran día de su primer chapuzón, hay que ir, como dice la canción “despacito” y no querer hacer en un día todo lo que haríamos en un verano entero. Antes de meter a tu bebé en el mar, piensa que hay niños a los que les gusta el agua y otros a los que no. A Mateo depende del día, pero por regla general sí que le gusta, y habrá otros bebés que no quieran ni verla! Lo mejor que podemos hacer es sentarnos junto a él en la orilla, para que se vaya familiarizando con el entorno, la temperatura, las olas... Os aseguro que en seguida van cogiendo confianza y quieren más!

Para meteros en el agua, es importante transmitirles mucha seguridad. Entramos en el agua despacito, nos damos un chapuzón como primera toma de contacto y ya nos podemos salir. El primer día es para tomar contacto, por lo que todo debe ser en pequeñas dosis y con sentido común (eso ante todo). Y si se da el caso de que el niño no quiere bañarse, lo mejor es no insistir. El próximo día puedes probaremos de nuevo (queda mucho verano)😁




¿Y fuera del agua?

Es importante no exponer al bebé menor de 8 meses a la radiación solar directa, ni siquiera bajo una sombrilla.

A partir de los 8 meses ya pueden acompañarnos a la playa pero escogiendo muy bien las horas a las que vamos. Hay que evitar las horas centrales del día cuando el sol incide con mayor intensidad, ya que aunque lo embadurnes como una croqueta en crema solar, la piel de los bebés es muy sensible y podrían quemarse.
Lo mejor es de 9 a 10 de la mañana o a partir de las 17 o 18 horas de la tarde.

Los niños también sienten una atracción especial por la arena, y raro es el que no se ha echado la mano a la boca... llena de arena, claro! Ahora empieza lo divertido!! Hay que estar super pendiente en todo momento de lo que hace, y si es una playa con piedras, ya no te digo más!

Con bebés y niños pequeños toda precaución es poca, por lo que hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que estén protegido en todo momento. Yo ya tengo mi arsenal completo, jaja, crema de alta protección solar (+30 o +50) y que sea resistente al agua. También he visto mamás que optan por una camiseta de algodón de color clarito que les proteja del sol y una gorra.

Importante!! Para mantenerlos hidratados lo mejor es irles ofreciendo agua con frecuencia. Es imprescindible llevarte un biberón con agua fresquita y alguna pieza de fruta que le refresque.

En resumen, ir a la playa con un bebé, es una experiencia divertida, gratificante y satisfactoria. Pero, debes ser consciente que no será igual que cuando ibas tú sola, con tu libro y tu mojito, en pareja o con un grupo de amigos. Recuerdo la primera vez que pude disfrutar de este momento... Parecía que íbamos a mudarnos a vivir a la playa! Jajaja!😅 Entre toallas, cremas, pañales, toallitas, ropa de repuesto, biberones, botellas de agua, sombrilla, hamaquita...

La verdad es que se acabaron los relajados días de playa leyendo un libro, pero los de ahora seguro que son mucho más entretenidos.  ¿A que sí?





POSTS RELACIONADOS

¿Con quién dejar a tu bebé en verano mientras trabajas?


 Cuando eres mamá trabajadora te das cuenta de lo difícil que es una conciliación real pero cuando llega el verano, y con las vacaciones a “la vuelta de la esquina”, y el consiguiente cierre, de guarderías y colegios, todos nos preguntamos quién será el candidato perfecto para el cuidado de nuestro bebé, y ya en muchas ocasiones te dan ganas de echarte a llorar!

Gracias a las opciones existentes para los niños más mayores, como escuelas o campamentos de verano, quizás con ellos sea un poco más sencillo  ... ¡Que tampoco lo es! (ojo! Y caro! Porque telitaaaaa) Pero con un bebé, el tema resulta aún más complicado. Opciones hay, pero... ¿te convencen al 100%? Vamos a verlas...

Opciones para el cuidado de tu bebé en verano

Abuelos, familiares o persona de confianza

Para muchas familias, los abuelos son la pieza fundamental en el gran puzzle de la crianza de los hijos. Es una relación basada en la total confianza, que además aporta grandes beneficios para todos. En mi caso, son TOTALMENTE IMPRESCINDIBLES! No se que sería de mi vida sin ellos!


Además los abuelos son felices de poder compartir tiempo con sus nietos y útiles por tener la posibilidad de ayudarnos. Los peques se sienten a gusto con personas tan cercanas y familiares con la que disfrutar, compañeros de juegos y aventuras que le aportan todo el cariño y diversión que necesitan. Además de consentirles todo lo que quieran! Jaja!😜 Pero la gran verdad es que tú te marchas al trabajo tranquila, pensando que tu bebé está en buenas manos.

Pero cuidado! Porque sin darnos cuenta podemos saturar a los abuelos, cediéndoles  demasiadas responsabilidades. Hay que ponerles las cosas fáciles para que también se lo pasen bien. Porque ojo! No es lo mismo hacer algo por gusto que por obligación.

Si no puedes contar con los abuelos, también puedes buscar una persona cercana que te ayude.

Cuidadora profesional

Siempre se ha recurrido a las cuidadoras profesionales para los niños y bebés pero... ¿Por qué no acaba de agradarnos la idea? Es un sí pero no... Y la clave, creo que está en la confianza.

¿Cómo vas a confiar el cuidado de tu bebé a una persona que no conoces de nada? Pues sí... tienes toda la razón. ? Muuuy complicado. Pero no la descartes, al menos por el momento. Pregunta a tu entorno más cercano si conocen a alguien de confianza, ya que es muy probable que así encuentres a la cuidadora perfecta. Hay personas muy preparadas, acostumbradas a trabajar en el cuidado de bebés y niños pequeños. Si te quedas agusto con la persona que has contratado podrás irte a trabajar tranquila mientras dejas a tu bebé a cargo de su cuidadora.


¿Sabéis que es una AU PAIR?

Un au pair es una persona joven de entre 18 y 30 años, sin hijos, que no está casada y que decide pasar un período de tiempo determinado en el extranjero para vivir con una familia de acogida. El au pair, que pasa a ser un hermano/a mayor, ayuda a la familia a cuidar de los niños y echa una mano con pequeñas tareas del hogar. A cambio recibe comida y alojamiento gratis, así como una paga (70/80€ semana aproximadamente, aunque depende del país). Ojo!! el au pair no es nunca ni una empleada del hogar ni una niñera, pero sí que puede ayudarte o darte soporte si tienes que trabajar en durante el periodo de vacaciones de los niños.
El objetivo de una estancia au pair es el intercambio cultural mutuo. Al mismo tiempo, el au pair debe tener la posibilidad de mejorar sus conocimientos lingüísticos al asistir a un curso de idiomas. En este sentido, cuidar de niños en el propio país del au pair no se considera una estancia au pair. En cualquier caso, es recomendable que el au pair tenga unos conocimientos básicos del idioma del país de acogida antes de empezar su experiencia.
Existen agencias con perfiles de au pair que puedes revisar y en caso de que te interese entrevistar via Skype o similar. Yo tengo amigos que han contratado aupair y la experiencia ha sido buenísima!
Os dejo el enlace de una de las agencias más importantes de au pair por si queréis echarle un vistazo:
 
Campamentos bebés/escuelas privadas

Existen muchos centros que ofrecen cuidado y servicio de bebés durante los meses de verano, Julio y Agosto. Te dan opción de contratar por semanas, quincenas, meses, etc. Es posible que el propio Ayuntamiento de tu localidad promueven esta serie de servicios. Pregunta en el tuyo.

Los papás

Ésta es una alternativa un tanto especial a la que optan cada vez más papás, que consiste en combinarse de forma alterna sus vacaciones. Uno de los miembros de la pareja coge sus vacaciones en julio, mientras que el otro lo hace en agosto.

Es un poco más rollo porque no coincides con tu pareja en vacaciones, pero siempre se puede pensar que es transitorio y que no será así todos los años ;)



¿Qué escogerás tú?

POSTS RELACIONADOS

RECUPERACIÓN TRAS UNA CESÁREA



 Después del parto me sentí cansada, agotada, sin fuerzas... e incluso llegué a pensar que no sería capaz de seguir adelante. ¿Tú también tuviste parto por cesárea? El post de hoy... ¡te interesa!

El parto por cesárea

¿Sabes en qué consiste un parto por cesárea? Cuando te practican una cesárea, muy probable no sepas con exactitud qué es lo que te han hecho, sobre todo si como yo te la realizan de urgencia y no te lo habían programado. Pero saberlo a mí me ayudó a entender porque me sentía así y a conseguir una mejor recuperación, que era lo que más necesitaba en ese momento!!

Con la cesárea te realizan un corte en el abdomen y el útero, para que nazca el bebé. Las razones pueden ser muchas, desde un parto múltiple, un bebé muy grande, placenta previa, o una infección en el momento del parto. En mi caso fue que Mateo no estaba encajado en el canal del parto en el momento necesario así que mi pobre no podía salir :(

Al prepararte para la cesárea, te llevan a quirófano y te ponen una sonda y una vía para los medicamentos. ESO NO DUELE NADA, traquilidad! Yo como estaba en paritorio, porque estuve empujando un rato  (sin éxito), fue ya todo en el mismo sitio, o eso creo!

En cuanto a los anestésicos, yo llevaba con epidural 17 horas por lo que apenas notas las contracciones, te insensibiliza la parte inferior del cuerpo pero te deja con cierto nivel de conciencia. En mi caso no sé si fueron los nervios o que pasó pero cuando comenzó la cesárea yo “sentía” todo demasiado así que el equipo médico decidió ponerme anestesia general y no me enteré de nada. Sólo que me desperté 3 horas después y Mateo ya no estaba dentro de mi barriga. Pero bueno, eso es un tema del que hablaré otro día...

A ver! La verdad, es que son pocos los casos en los que un médico decide tirar por la vía de en medio y ponerte anestesia general, suele ocurrir en aquellos casos en los que a la mamá no se le pueden administrar anestésicos locales o en caso de emergencias extremas. Lo mío creo que fue lo segundo…

Cómo a mí me durmieron entera no se si se siente o no dolor en el transcurso de la cesárea, pero por oídas, lo que se dice que es que no sientes dolor. Como mucho es posible que cierta sensación de presión o incluso algún tirón. ¡Nada más! Pero como ya os contaba, yo ese capítulo me lo salté!

Una vez ya en este punto, el médico saca al bebé, la placenta y después empieza con los puntos. La cicatriz que a mí me quedó no es mas larga me mi dedo índice y curó perfectamente. Aunque tras el parto la veais muy grande, luego eso va empequeñeciendo a medida que la piel y tu tripa para recuperando su forma. Además, te la hacen tan bajita que con cualquier bikini se tapa y no se ve nada de nada!

Una de las partes negativas de la cesárea es que no puedes hacer el "piel con piel" con tu bebé. La parte buena es que lo hará con tu pareja; es súper especial para ellos también!!

Cuando entendí en qué consistía la cesárea, supe que era normal que me sintiera tan cansada y sin ganas de nada. Ante todo, la cesárea es una intervención quirúrgica importante que, como todas, requiere de una recuperación. Lo que diferencia esta intervención de otra, es que en ésta, tu bebé durante los primeros días, exige el 100% de tus cuidados y atención, ahí viene lo bueno!!!

Recuperación tras la cesárea

Tras la cesárea, además del cansancio y el malestar también sientes una gran felicidad, sentimientos encontrados que son totalmente normales! Aunque eso lo digo ahora, de aquella lo pasé fatal!!

Los primeros días son duros... Por no engañaros, os diré que son durísimos. Te sientes adormecida, con náuseas, con todo el cuerpo dolorido, a lo que tienes que sumar lo típico de cualquier parto, como la cuarentena o los cambios de humor; además de que estas con las hormonas a mil! Yo me pasé llorando sin motivo varios días!!. Además, la incisión duele si toses o estornudas, y también al realizar algunos movimientos. Recuerdo la anécdota de una amiga mía que vino a visitarme y nos dio un ataque de risa, yo no sabía si reír o llorar, porque del ataque de risa la cesárea tiraba un montón! Pero ese momento no lo cambio por nada!

Los primeros días los pasas en el hospital, y estás muy controlada, pero tras unos 3 o 4 días, te marcharás a casa. En mi caso, 5 dias en el hospital!! Ojo! La recuperación es cuestión de SEMANAS y, además de cuidar del bebé, también debes cuidar de ti misma, así que es totalmente IMPRESCINDIBLE que cuentes con ayuda. Así que no os cortéis! Y cuando volváis después de una cesárea... ¡pedidla siempre que la necesites!

Tema lactancia: la leche tarda un pelín más en subir, en mi caso 3 días después del parto y los primeros días puede resultar complicado, a causa de los dolores propios de la cesárea. Pero se puede hacer sin problema! Sólo tendrás que colocar al bebé en más posiciones o ayudarte con un cojín de lactancia (inventazo!)

A pesar de que se te haga un mundo, también deberás esforzarte por moverte y caminar, ya que es bueno para mejorar tu circulación, para activar tus movimientos intestinales y para la recuperación en general.  

También es importante que orines con frecuencia para reducir la presión sobre el útero y sobre la herida. Hay que beber mucho líquido!! 

Y muy importante... Llamar al médico si tienes cualquier síntoma raro, si observas algún cambio en la zona de la incisión, si tienes fiebre, si el dolor empeora, o cualquier otro signo que pueda hacerte sospechar.


Pero como “no hay mal que cien años dure”, con el paso de los días, te irás sintiendo mejor. Por fin, empiezas a ver la luz al final del túnel, y con las emociones a “flor de piel” deberás intentar relajarte y tener paciencia.

 Ahora es el momento de disfrutar...




POSTS RELACIONADOS